raquel-a-refelxion-2

A medida vamos llegando a los últimos días del año, nis ponemos a reflexionar en todas las cosas que logramos alcanzar, las metas que complimos, los miedos que vencimos, lugares nuevos que conocimos, y tambien vienen a nuestra mente, las cosas que nos han quedado pendientes.

Y es aquí donde a veces nos sentimos triste, cuando recordamos lo que no hemos alcanzado aún, cuano no vemos respuestas de lo que dudamos, cuando quizas nuestro negocio no despega, los problemas en  nuestra famili continuan, el trabajo es muy pesado, la enfermedad nos ha visitado, o nos equivocamos en algunas decisiciones que tomamos; pero ¿Sabes que? equivocarse significa que lo intentaste, intentar significa ser valiente,  y las personas valientes son las que más disfrutan la vida, las que más aprenden y las que más VIVEN… Y cuando digo vivir no me refiero a la monotonía, al estar por estar… Prefiero vivir del verbo ESTAR con todo tu cuerpo, sentir, crecer, luchar, sonreír con el corazón y llorar desde el alma.

Este día me encantaria animarte a que no importa si no viste lo que quisiste o soñaste en este año, cada día es una nueva oportunidad para empezar de nuevo, no importa la edad que tengas, ni que tan loco sea tu sueño, Dios nos renueva sus misericordias cada mañana, si hoy estas vivo, signica que puedes seguir trabajando, luchando, creando y soñando.

Yo el doy gracias a Dios por mi familia, mis hijos y mi esposo, por las nuevas personas en mi vida, gracias por las que se fueron, por las nuevas oportunidades, por las enseñanzas, por las lagrimas, por todos los aviones rumbo a destinos nuevos, por tanto amor expresado en tantas formas, y sobretodo por ser el año que me demuestra que el tiempo, el amor y las ganas de salir adelante son la clave para el éxito o la cura para cualquier mal.

¿Porque estas agradecida/o? ¿Porque vas a seguir luchando el proximo año?

Te animo a que tomes un momento para reflexionar, antes que llegue el afán de las celebraciones y las cenas navideñas y de fin de año, evaluate, animate y reta tu vida, siempre se puede ser mejor.

 

raquel-a-reflexion-1

raquel-a-reflexion-3