En la actualidad las mujeres nos enfrentamos a grandes desafíos, a diario hacemos muchas actividades para lograr cumplir con lo que nos hemos propuesto; y es que la vida nos ha llevado a nosotras las mujeres a ir más allá, salir de casa para buscar oportunidades para sostener a nuestros hijos, ya sea porque somos madres solteras o porque querem12188163_1041840935868202_3088549896816532127_oos ayudar a nuestros esposos con todo los gastos que requieren sostener un hogar.

Es en ese momento cuando nos podemos ver agobiadas, pues jugar un doble rol entre ser ama de casa y trabajadora no es fácil, debido a la sobrecarga de responsabilidad y el estrés de la rutina, es ahí cuando nos preguntamos: ¿Será posible lograr un equilibrio entre ambas cosas?, por eso consideré importante brindarte unos consejos conforme a mi experiencia, que me han ayudado a poder cumplir ambos roles, espero que te sirvan y  puedas ponerlos en práctica.

Para que todo me salga bien dejo listo todo con tiempo, por ejemplo la mochila con los útiles escolares de mis hijos, la cartera que l
levare a mi trabajo con todas las cosas que voy a necesitar o seleccionar la ropa que nos pondremos, esto ayuda a evitar las carreras por la mañana y tener todo organizado.

Delegar responsabilidades es indispensable y para eso podemos aliarnos con un calendario donde establezcamos lo que cada integrante de la familia hará, para no s12375262_1058075397578089_5358656081688085570_oobrecargarnos de más y así, inculcar a nuestros hijos la disciplina y el orden.

A pesar de todo siempre debemos darnos un espacio para descansar después de un largo día de trabajo. Aunque puede sonar imposible es importante dedicarnos un tiempo para relajarnos, ya sea platicando con nuestra pareja o escuchando la música que nos gusta, esto nos ayudará a renovar energías.
Aunque ser madre trabajadora y ama de casa puede ser más que abrumador, puedo decirte que la organización es la clave para aprender a priorizar las actividades diarias y disfrutar de nuestra familia, trabajo y hogar. Recordemos que lo que hacemos es por el bienestar de los que amamos y aunque al principio es difícil, con disciplina y mucho amor se puede lograr mantener un equilibrio entre ambos roles.